14.6 C
Entre Rios
InicioSociedadCrimen del abogado Altamura: una testigo apuntó al comisario Centurión, imputado por...

Crimen del abogado Altamura: una testigo apuntó al comisario Centurión, imputado por el caso Lucas Escalante

En el debate oral, el único acusado es Rubén Darío Dening, amigo de toda la vida de la víctima. Esta acusado de “robo calificado por el empleo de llave verdadera en concurso real con homicidio criminis causa”.

19 de octubre 2023, 22:46hs

Comisario Francisco Centurión (izq.) y el abogado Salvador Altamura (der.). (Fotos: gentileza Varela al día y Agencia la Barriada)

Comisario Francisco Centurión (izq.) y el abogado Salvador Altamura (der.). (Fotos: gentileza Varela al día y Agencia la Barriada)

La hermana de Salvador Altamura, el abogado de Quilmes desaparecido en 2020, vinculó el presunto crimen del hombre a los negocios que mantenía con el comisario mayor Francisco Centurión, investigado por la desaparición de Lucas Escalante, y con un empresario que estuvo detenido por la fuga en 2015 de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

“Salvador importaba telas para realizar carpas para luego vendérselas al ‘Faraón’ (Marcelo) Melnyk, relacionado a la causa de efedrina. Por otro lado, Centurión facilitaba los clientes para los loteos de terreno que tenía mi hermano en Varela. Creo que la desaparición tiene que ver con esto”, aseguró Lidia Altamura, al declarar como testigo en la tercera audiencia del juicio por el crimen de su hermano, que tiene como único acusado a Rubén Darío Dening (55).

Leé también: De la traición de un amigo a la búsqueda de un cuerpo: la historia de la desaparición de un abogado en Quilmes

El testimonio de la mujer fue en tarde de este jueves en los Tribunales de Quilmes, ubicados sobre avenida Hipólito Yrigoyen 475, ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de esa jurisdicción, Rubén Darío Hernández, Alejandro Oscar Portunato y Julián Busteros.

Salvador Altamura -derecha- junto a Darío Rubén Dening -izquierda-, su amigo acusado de matarlo. (Foto: gentileza Norma Wambold)

Salvador Altamura -derecha- junto a Darío Rubén Dening -izquierda-, su amigo acusado de matarlo. (Foto: gentileza Norma Wambold)

Dening, que era el mejor amigo de Altamura, llegó al debate detenido y está acusado de “robo calificado por el empleo de llave verdadera en concurso real con homicidio criminis causa”.

La hermana de Altamura afirmó que estaba distanciada de su hermano Salvador desde el 2013 por una pelea familiar. Sin embargo, dijo que sabía que mantenía distintos negocios con el comisario mayor Centurión, actualmente investigado por la desaparición de Escalante y la muerte de Morello, y “El Faraón” Melnyk, comerciante imputado por colaborar con la triple fuga en 2015 de Víctor Schillacci y los hermanos Martín y Christian Lanatta del penal de General Alvear.

De esta manera, vinculó la desaparición de su hermano con esas relaciones y dijo que Salvador se dedicaba a realizar préstamos de dinero junto a su tío, Donato Altamura. “No era lícito y no era bueno lo que hacía. Esto es el origen de su desaparición, no creo que sea ajeno a esto”, comentó.

Leé también: Quién es Francisco Centurión, el comisario detenido por la desaparición de Lucas Escalante en Florencio Varela

A estos dichos, sumó que las siglas de una de las empresas que tenía el abogado, DoCoSal, contenía las iniciales del apodo del mencionado Centurión. “Do es por Donato, Sal por Salvador y Co por ‘Coco’ Centurión”, aseguró Lidia.

Por el comentario de la mujer, su tío Donato Altamura, presente en la sala de audiencias, exclamó que dichas siglas eran en referencia a su segundo nombre, Cosme, por lo cual fue expulsado del debate por el juez Hernández, según indicó la agencia Télam.

La última imagen donde se puede ver a Altamura con Dening minutos antes de la desaparición. (Foto: gentileza Norma Wambold)

La última imagen donde se puede ver a Altamura con Dening minutos antes de la desaparición. (Foto: gentileza Norma Wambold)

Este jueves se realizó la tercera audiencia

La tercera audiencia del juicio que investiga la desaparición y el crimen de Altamura comenzó a las 10 y tuvo doce testigos, entre ellos la mamá, el tío y la pareja del abogado.

Al menos siete de ellos aseguraron reconocer al imputado Dening entrando y saliendo del departamento de la víctima luego de su desaparición.

La primera en brindar su testimonio fue la pareja de Salvador, Pamela Lacur, que ya había declarado parcialmente durante la jornada de ayer. Aseguró que la víctima no tenía enemigos y pidió por la aparición de su cadáver.

Leé también: Recapturaron a “El Negro Bahiano”, el delincuente que se había fugado tras un tiroteo con la policía

“Nunca nadie nos explicó qué pasó con él. La verdad que llegar acá y no saber dónde está el cuerpo duele muchísimo. Creo en la Justicia y que haya paz. Que al menos se encuentre la cadenita de Salvador y decir que estuvo ahí. Cumplió 50 años y no pudimos llevarle ni una flor”, expresó.

Por su parte, Norma Wambold, la mamá de Altamura, consideró que el crimen de su hijo fue por “ambición”. “Darío estaba muy mal de dinero. Me llama la atención que haya podido llegar a hacer un acto de tanta violencia. Hacerlo desaparecer, con todo lo que él lo ayudó: iban, venían, comían juntos, caminaban”, contó.

Luego, dieron su testimonio dos exparejas de Dening, quienes pidieron que el imputado abandone la sala durante sus declaraciones, a la vez que denunciaron ser menores de edad cuando salían con él y que ejercía violencia de género contra ellas.

Finalmente, declararon un remisero, dos agentes de la Delegación Departamental de Investigaciones de (DDI) de Quilmes y dos empleados de un hotel de esa jurisdicción.

El juicio por el crimen del abogado

El juicio por el crimen de Salvador Altamura comenzó el martes, con los lineamientos del fiscal Nieva Woodgate. Allí aseguró que Dening mató a Altamura con el objetivo de robarle dinero y que lo hizo “de manera tan efectiva que logró la desaparición de su cuerpo”.

En el requerimiento de elevación a juicio la fiscal de instrucción Ximena Santoro sostuvo que Dening “a fin de preparar su posterior accionar ilícito y con el propósito de lograr su impunidad le dio muerte a Salvador Altamura”.

Leé también: Video: así fueron los 60 segundos de pánico y violencia que vivió una mujer a la que le robaron su celular

Para la fiscalía, luego de asesinar a su amigo, el acusado tomó la moto de la víctima y se dirigió hacia su departamento, ubicado en la calle 25 de Mayo 217, en pleno centro de Quilmes. En ese lugar “se apoderó ilegítimamente de una suma de dinero no especificada y un arma de fuego calibre 9 milímetros” propiedad del abogado.

Una de las pruebas que remarcó la fiscalía fue que luego de la desaparición, el acusado adquirió un televisor, dos celulares y se encontró un comprobante de pago para un estudio de abogados por la cifra de 5.000 dólares.

Al momento de ser detenido, mientras intentaba ingresar en bicicleta a la provincia de Entre Ríos, tenía en su poder 386.662 pesos y 31.500 dólares. Con ese dinero intentó sobornar a los efectivos para que lo dejaran libre, y además vestía una campera que era de Altamura.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS